¿Es Bueno Remplazarle a mi Hijo la Mascota que Falleció?

mascotas

Es natural y comprensible que al pequeño le cueste asimilar la muerte de su mascota. Debemos ayudarle a aceptarla con cariño, paciencia y unas dosis de psicología.

No es aconsejable reemplazar inmediatamente la mascota fallecida, el niño debe pasar triste unos cuantos días; es normal que eche de menos a su perro, a su loro o a su conejo y que se aflija al pensar que ya no va a volver a disfrutar de su compañía. Necesita un tiempo para “elaborar” la pérdida. Si durante este proceso se siente comprendido, acompañado, protegido y apoyado, irá encontrando la forma de enfrentarse sana y positivamente a su dolor y de aceptar la despedida.

En cualquier caso, ten en cuenta que él mismo dirá cuándo se encuentra con ganas para comenzar a crear otra relación de cariño duradero e incondicional con una nueva mascota.

Fuente: www.crecerfeliz.es

Comentarios

Comments are closed.