Cuidados para Tu Gato Después de la Esterilización

No te preocupes, con estos consejos el proceso de recuperación de tu gatito será más que exitoso.

La esterilización, es un procedimiento quirúrgico habitualmente realizado para evitar la reproducción de tu gato, entre otros motivos, como las conductas agresivas o territoriales y los constantes maullidos en épocas de celo. Por esta razón, es necesario conocer los cuidados postoperatorios necesarios para tu mascota, y hacer de este proceso lo más lavable posible para tu mascota.

– Medicación: Debes preguntar al médico veterinario que medicamentos tendrás que administrarle. Es vital, que el gato reciba una dosis adecuada de antibióticos, analgésicos y anti-inflamatorios. El uso de  antibiótico asegura que la cirugía no se infecte y genere complicaciones  como una peritonitis.

– Higiene: la higiene y la limpieza del lugar donde estará tu gatito es sumamente importante para su recuperación; la cama y los utensilios que normalmente usa deben estar desinfectados y secos, y debes limpiarlos diariamente; pues la humedad y suciedad son factores que permiten la proliferación de bacterias y por tanto, la herida de tu mascota se puede infectar.

-Las primeras horas: Durante al menos día y medio o dos días intenta que tu gato no se mueva demasiado, aunque tu gato tratará de hacerlo intenta que sus movimientos sean limitados. En ésta etapa, puede que el efecto de la anestesia aún no haya terminado por completo y tu gato pueda estar un poco mareado, así que procura que sus reacciones sean vigiladas.

– Vigilar la herida: Todos los días debes observar la herida, ésta debe verse limpia y sin secreciones como sangre o agua y los puntos de la sutura deben permanecer cerrados. Es normal observar un poco de inflamación que irá descendiendo cada día; si notas algunas reacción anormal o si llega a arrancarse alguna puntada, debes informar a tu veterinario  y ser atendido de inmediato.

Los cuatro primeros días son cruciales por lo tanto, es importante vigilar que tu gato no se lama, muerda o toque de alguna forma los puntos de la herida; esta debe vigilarse hasta que el proceso de cicatrización termine y eso sucede hasta el séptimo u octavo día.

– Alimentación: Es normal que tu gato no quiera comer con demasiadas ansias, acaba de salir de una operación y se siente débil y adolorido. Ten paciencia y vigila que al menos consuma líquido, también puedes ofrecerle alimento enlatado que además de contener líquido, es mucho más suave y sabroso para tu gatito.

-Cuidados Extras: Observa a tu mascota y dale cariño y atención. Es importante estar alerta a sus reacciones, si por algún motivo observas que la herida sangra, o que tiene síntomas atípicos como vómitos o diarrea, consulta de inmediato a tu veterinario.

Fuente: www.gurumascotas.com.co

Comentarios

Deja un comentario