Consejos para Cuando Tu Perro se Quede Solo en Casa

Todos los perros tienen que acostumbrarse que en algún momento sus dueños les van a tener que dejar solos en casa. Algunos tienen suerte de dejarles simplemente unas horas, pero hay otros que diariamente están ocho horas, o más, solos en casa.

En cualquiera de los casos es una responsabilidad, ya que hay muchos perros que se portan de maravilla y no parece que los propietarios hayan salido porque cuando regresa todo está igual. Sin embargo, hay muchos perros que se estresan y sus dueños se encuentran, a su regreso al hogar, con una sorpresa diferente cada día.

La ansiedad por separación es muy frecuente en los perros por el apego y dependencia que tienen hacia su dueño, pero no sabemos si ese problema se ha generado hereditariamente, por la inadecuada separación de la madre, o por un abandono o maltrato anterior. Esta ansiedad puede derivar en destrozos, llantos, ladridos, etc., que es su manera de exteriorizarla e intentar aliviarla.

Pero lo peor no es que nuestra mascota nos haya roto algún objeto, mordido un mueble o haya llenado el jardín de hoyos, sino que le suceda algo y el día menos esperado nos lo encontremos de una forma que no deseamos encontrárnoslo.

Para ello, debemos seguir unas medidas de seguridad que hay que revisar antes de salir de casa.

1. Revisar puertas y ventanas. Deben estar cerradas para que nuestra mascota no pueda escaparse, caerse por un balcón, entrar a según qué habitaciones de la casa que pueda hacerse daño, etc.

2. No pueda acceder al cubo de basura o alimentos. La puerta de la cocina debe quedarse cerrada ya que la ingestión de un alimento que pueda resultarle tóxico podría ocasionarle consecuencias graves.

3. Nunca dejar productos químicos a su alcance. Dejar cerrado el armario de limpieza y vaciar el cubo de la fregona con el agua para que, si tu perro tiene sed, no beba de ahí.

4. Tener el botiquín bajo llave. Si hay algún medicamento a su alcance es preferible dejarlo en el botiquín en un lugar seguro, como si de un niño se tratara.

5. Recoger los objetos que puedan ser un juguete para el perro. Si se aburre no se pensará dos veces en coger lo primero que pille y puede atragantarse.

6. No dejar a la vista los cables de aparatos eléctricos. Sobre todo para los perros más pequeños, con las ansias de morder, es muy frecuente que muerdan cualquier cosa para calmar las molestias de la dentición. Si muerde un cable podría electrocutarse.

Es aconsejable que haga un mínimo de 40 minutos de ejercicio físico antes de dejar a tu perro solo en casa durante unas horas, dependiendo de su nivel de energía. De esta forma, cuando te vayas, sólo tendrá ganas de descansar y relajarse durante horas mientras tú no estás en casa.


Fuente: mascotas.facilisimo.com

Comentarios

Deja un comentario