6 Consejos para Cuidar a tu Mascota del Sol

Cuando el calor es sofocante pensamos siempre en protegernos, pero ¿Has pensado alguna vez en tu mascota?

De hecho, muchas recomendaciones para ellos se parecen a las que nosotros debemos tener en cuenta a la hora de estar expuestos al calor. Por ejemplo, tomar mucha agua, caminar por la sombra y no realizar actividades físicas en temperaturas altas. Si no sabes cómo protegerlos, sigue estos 6 consejos para cuidar a tu mascota del sol para que pueda disfrutar al aire libre sin quemaduras:

  1. Paseos cortos: cuando quieras sacar a tu mascota, hazlo temprano en la mañana o por la tarde-noche con un paseo más cortó a lo habitual.
  2. No rasures el pelaje: ¡No lo hagas! es un error muy común que debe evitarse, ya que la capa de pelo actúa como una barrera protectora contra los rayos ultravioletas del sol y la piel afeitada es mucho más vulnerable a las quemaduras solares. Se recomienda peinarlos para que se sientan frescos, así que hazlo habitualmente cuando suba la temperatura.
  3. Panza al sol: Algunos perros podrían dejarse tostar por el sol durante todo el día. Hay perros que adoran el sol mientras están acostados sobre su espalda y corren el riesgo de presentar quemaduras debido a que esta área no está protegida por el pelo. Así que si notas que tu perro comienza a jadear, es el momento de buscarle sombra o entrarlo a la casa.
  4. Después de un día de sol: Si ha sido un día caluroso y tu mascota ha estado expuesto demasiado tiempo, darle un baño con agua fría y un producto suave como champú para mascotas es una muy buena idea.
  5. El protector solar ideal: Los expertos sugieren usar un protector solar con un SPF 30, por eso te recomendamos el uso de FiltroSol Crema para el cuidado de tu mejor amigo en días de piscina y playa, o cuando veas que la exposición al sol va estar más elevada de lo normal y, así evitar posibles problemas en su piel. Cualquiera que sea el protector solar que elijas, prueba el producto sobre un área pequeña de la piel antes de extenderlo.
  6. Nunca lo dejes en el interior de un carro: es muy peligroso, así dejes las ventanas abiertas, ya que puede calentarse tanto que tu mascota podría deshidratarse o sufrir un golpe de calor.

Recuerda: Es un error dejarlos expuesto al sol pensando que ellos lo disfrutan, ya que pueden sufrir quemaduras por los rayos ultravioleta, deshidratación o golpes de calor.


Fuente: filtrosolprotector.com

Comentarios

Deja un comentario